Tributario

Cuando alguien no paga aquello que nos debe, como podría ser el inquilino de una vivienda que pusimos en alquiler para obtener un beneficio extra, podemos reclamar judicialmente por un procedimiento especial (más barato y rápido que el ordinario) se trata del “monitorio”.

Somos plenamente conscientes de lo importante que es recuperar el dinero que nos pertenece, pero hay ocasiones en las que es preferible recuperar cuanto antes nuestro bien aunque sea a costa de renunciar a parte de lo que nos adeudan.