Civil

La elaboración de un exhaustivo contrato puede evitar muchos problemas. Cuanto más vicisitudes prevea más seguridad jurídica nos aportará.

Asimismo, la correcta interpretación de un contrato ya existente nos evita que podamos vulnerar su contenido y tener que responder por ello. Del mismo modo, podemos revisar las cláusulas que lo integran para determinar si alguna de ellas es abusiva y puede ser impugnada ante la justicia (como ocurre actualmente con las cláusulas suelo y los gastos de las hipotecas que imponían los bancos). Si dicha interpretación es derivada de un buen análisis previo a su firma tendremos mucho ganado de cara a una futura reivindicación de nuestros derechos.

Si queremos reforzar el contenido de nuestros contratos, la opción que mejor se ajustará a nuestra necesidad será elevarlo a escritura pública en una notaría de nuestra elección.